miércoles, 3 de junio de 2015

Esta fangirl lee: Nowhere but here (Thunder Road #1)

Nowhere but here, primera parte de la serie Thunder Road, de Katie McGarry.

Emily, de diecisiete años, ama su vida tal y como es: padres que se preocupan, buenos amigos y una buena escuela en un buen vecindario. Claro, ella siente curiosidad por su padre biológico, aquél que prefirió una vida en un club de motociclistas, el Reinado del Terror, a ser un padre, pero eso no significa que ella quiera ser parte de su mundo. Pero cuando una corta vista se extiende a unas largas vacaciones de verano entre familia que ella nunca supo que tenía, una cosa es segura: nada es lo que parece. Ni el club, ni su padre lleno de secretos, ni Oz, el chico de los profundos ojos azules que puede ayudarla a entender todo.
Oz quiere una cosa: unirse al Reinado del Terror. Ellos son los buenos. Protegen a la gente. Son... familia. Y mientras Emily, la protegida e inocente hija de uno de los miembros mas respetados del club, esta en el pueblo, se lo va a demostrar. Así que cuando el padre de Emily le pide a Oz que la mantenga a salvo del club rival, Oz sabe que es su oportunidad. Con lo que no cuenta es que Emily podría poner todo su mundo de cabeza.

Nadie quiere verlos juntos. Pero a veces la persona correcta es la que menos esperas que sea, y el camino que más te aterroriza es el que te llevará a casa.



________________________
Fangirleando: Te amo, Katie McGarry. Fin.

Cuando la descubrí hace algunos ayeres con su libro Pushing the Limits, supe que esta mujer era GENIAL. Su escritura es increíble, narra historias muy bien cuidadas y entretenidas, tiene personajes entrañables y chicos malos sexys. ¿Ven? ¡TIENE TODO! Así que su nueva serie iba a ser leída por mí, SÍ O SÍ.

Nowhere but here es la historia de Oz y Emily, dos adolescentes con vidas completamente diferentes, la cual sucede en un pequeño pueblo en el centro de un club de motociclistas llamado El Reinado del Terror. Emily es una "chica de ciudad" o eso cree ella, su padre biológico, Eli, es uno de los hombres más importantes del club y aunque no tiene una relación propiamente dicha con él, lo visita debido a una situación particular... que la lleva a quedarse todo el verano. Se ve inmiscuida en una pelea de clubes entre El Reinado y el Riot, razón por la cual Oz pasará todo el tiempo como su "niñero" hasta que esté segura y pueda regresar a su hogar.

La narración se centra en ambos protagonistas y me encantó, como siempre. Cada uno de ellos tiene sus personalidades definidas; Emily tiene muchos prejuicios hacia su padre, su familia, el club, etc. pero la verdad es que es comprensible xD Quizá no es la protagonista que quisiera pero tampoco se podría esperar menos de ella (?) porque toda su vida ha vivido protegida en una burbuja creada por su mamá... No todo es lo que parece, hay que poner muchísima atención en esto. Especialmente porque todo el tiempo, recorremos el camino de la verdad (?) que Emily hace, con la no ayuda de Olivia, su abuela.

Mientras que Oz... *suspiro prolongado* el club es su familia y viceversa. Es leal, sarcástico, con complejo de héroe, tierno... y todo empaquetado en un chico sexy malo que conduce una motocicleta. ¡Lo amé! Aún y con toda su perfección, no deja de tener defectos porque 1) es humano 2) es hombre. No, ya en serio, él vive en su propia burbuja y también es rápido para juzgar no sólo a Emily sino a todo el mundo de ella. Si hay algo que esta novela nos enseña es que como humanos, somos muy prejuiciosos y SIEMPRE estamos ya sea juzgando o siendo juzgados. 

Los personajes secundarios se llevan su propia parte de la trama, especialmente Olivia, Eli, Chevy y Violet. No puedo esperar por el libro de Chevy aunque el siguiente libro será de Razor y tampoco es que le haga el feo xD. Esta novela está llena de secretos, mentiras y verdades y me encantó la forma en que McGarry lo manejó, hay tanta incertidumbre y estrés en los últimos capítulos que yo estuve a punto del colapso emocional fangirlístico. 
Pero, ¿saben qué es lo que más me encantó? Que todo se desarrollara en un club de motociclistas. De un tiempo para acá, he sabido y leído unas cuantas novelas sobre este género ¿podemos considerarlo así? y he quedado decepcionada del 99% de ellos. Todos son iguales, digamos que la historia del chico malo y chica buena evoluciona a hombre mala, mujer buena con bastantes dosis de sexo y poca historia jajaja. Y si hay historia, de cualquier modo no me atrapa lo suficiente. Sí, es genial que los motociclistas tengan su momento de fama y si todos son descritos como una copia del personaje de Charlie Hunnam en Sons of Anarchy, ¡qué mejor! PERO esto no quiere decir que todas las historias tengan una trama bien manejada. 

Con Nowhere but here sentí que todo encajaba tan perfectamente que no cuestioné en ningun momento las palabras que leía. No sé si es porque amo la escritura de la autora o porque se notó que investigó y además, lo trasladó a un texto Young Adult con tintes de New Adult de manera correcta o qué fue lo que sucedió, el punto es que es el primer libro que involucra a unos moticiclistas por el que meto las manos al fuego y aseguro que VALE LA PENA.


Nowhere but here es el inicio de esta nueva serie y si quieren leer un romance tierno y dramático, una historia trabajada y personajes GENIALES, léanlo AHORA porque no se arrepentirán.


Calificación: 5/5 los motociclistas son los nuevos book boyfriends.


Pueden leer la reseña del segundo libro de esta serie, titulado Walk the edge, si pasan por ESTE LINK.

No hay comentarios:

Publicar un comentario