domingo, 4 de agosto de 2013

Esta fangirl lee: El Jardín Químico: Fiebre

Fiebre, segunda parte de El Jardín Químico de Lauren DeStefano.

Con ayuda de Gabriel, Rhine ha logrado escapar de la mansión y del terrible destino que la aguardaba en Efímera. Pero en el exterior se encuentran con un mundo incluso más aterrador que el que dejaron atrás.




Entre los peligros que los aguardan, caen en un burdel dirigido por una cruel y demente tirana. Una vez más, Rhine debe hacerse pasar por una chica dócil mientras planea su escape. Los dos están decididos a llegar a Manhattan, donde tal vez puedan encontrar la paz viviendo con Rowan, el hermano mellizo de Rhine. Pero el camino es largo y peligroso, y además deben eludir los intentos de Vaughn, el suegro de Rhine, de regresarla a la mansión cueste lo que cueste. Y en un mundo donde las mujeres viven hasta los veinte años y los hombres hasta los veinticinco, el tiempo vale mucho más que el oro.



________________________
Fangirleando: Hace ya unos buenos meses que leí Efímera pero lo cierto es que aunque no es mi trilogía favorita de la vida, tiene algo que me hace seguir leyendo. Aunque Fiebre decayó, creo que la conclusión de El Jardín Químico será EXCELENTE.

Fiebre comienza inmediatamente donde terminó el anterior: Rhine y Gabriel escaparon de la mansión de Vaughn, decididos a llegar a Nueva York y encontrar al gemelo de Rhine, Rowan. Sin embargo, acaban de salir de algo horrible para encontrarse con algo igual de malo: son atrapados en un burdel y ahora tienen que escapar de este lugar. Desde este punto, yo ya me había estresado con Lauren DeStefano porque sí, es genial que haya acción pero, ¿otra vez los encierran? ¡Justo acaban de escaparse! Lo que sucede en el burdel desencadena gran parte de la historia de esta segunda parte, así que sí, tiene sentido que hayan sido atrapados de nuevo... ¿Y a qué costo? 

Rhine como personaje femenino quizá no sea la más espectacular protagonista pero tenía muy buenas cualidades, como seguir manteniendo la esperanza de escapar y buscar a su hermano. Entonces, en Fiebre no sólo comete error tras error y se encierra en su mundo de "sufro mucho" sino que no se da cuenta que ¡Gabriel también sufre Y MUCHO! ¡Todo por ella! Y cuando por fin se da cuenta de sus errores, ya es DEMASIADO tarde...

La trama tiene sus puntos fuertes, como el conocer más sobre el virus que mata a las nuevas generaciones a tan temprana edad y los "experimentos" torturas que seres como Vaughn llevan a cabo para encontrar una cura. También sirve para entender cómo Rowan es muy diferente de su hermana y que será un personaje a quien no hay que perder de vista en la tercera parte. Y, que personajes como Linden o Cecilia pueden llegar a sorprender de una buena manera... Y a veces un tanto mala. El punto de los mundos distópicos es cuestionarse entre otros motivos qué está bien y qué está mal, según nuestro propio punto de vista. Y creo que esta trilogía lo logra.
El problema con Fiebre es que al ser un libro de transición al gran final, existen momentos lentos desesperantes que no sabemos por qué son importantes. Si a eso le sumamos que Rhine EN SERIO desespera con cada decisión que toma, la cosa es aún peor. Pero es necesario leerlo para saber qué nos depara el final y por qué el final de esta novela es así de imprevisto.

Fiebre me gustó pero no mucho. La verdad, espero leer más Ruptura o Sever en inglés, que será publicado en español el 10 de marzo del próximo año. Aquí tienen la portada:

Portada Original

Calificación: 3/5 y me estoy viendo buena onda.


** Ya pueden leer la reseña de Ruptura, la conclusión de esta trilogía, si dan click en ESTE ENLACE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario