domingo, 2 de junio de 2013

Esta fangirl ve: La Huésped


En La huésped, nuestro mundo ha sido invadido por un enemigo desconocido. Los seres humanos se han convertido en huéspedes de los invasores, que se han apoderado de sus mentes manteniendo el cuerpo intacto. Casi toda la humanidad ha sucumbido a esta invasión. Cuando Melanie (Saoirse Ronan), uno de los pocos humanos “salvajes” que quedan, se ve capturada, está convencida de que ha llegado su fin. Wanderer, el “alma” invasora asignada al cuerpo de Melanie, ya está avisada de las dificultades que implica vivir dentro de un ser humano: las emociones irrefrenables, el torrente de sensaciones, los recuerdos demasiado vívidos… Pero hay algo con lo que Wanderer no contaba: la antigua inquilina de su cuerpo se niega a cederle el control de su mente. Cuando unas fuerzas externas obligan a Wanderer y a Melanie a aliarse, ambas emprenden una incierta y peligrosa búsqueda del hombre al que aman.



Decepción. 
Leí La Huésped hace muchos años, cuando fue publicado en el medio del boom de Crepúsculo y después de un análisis interno, creo que la historia detrás de este libro es una buena trama pero mal aprovechada y fue lo mismo que sucedió con la película. 

La Huésped es acerca de una invasión extraterrestre a nuestro planeta, donde estos seres se apoderan de nuestra mente en una idea de "coexistencia" ya que estos alienígenas traen paz y amor o algo muy hippie y prácticamente salvaron a la raza humana de su salvajismo y deterioro de la Tierra. La premisa es interesante pero Stephenie Meyer le otorga mucho peso al triángulo cuadrado amoroso que se hace presente en los personajes principales: Wanda, Melanie, Jared e Ian. Y el problema es que esto ni siquiera resulta lo suficientemente bien trabajado para que se genere la empatía necesaria que se necesita en las OTP.

Sucede que después de ser atrapada, Melanie ya no es ella sino Wanda, se encuentra atrapada en su propio cuerpo intentando resistir la invasión y regresar con su hermano Jamie y su chico Jared junto con los otros refugiados humanos miembros de su familia. Pero después de tanto conflicto interno, Wanda y Melanie deciden ir en busca de Jamie y Jared a pesar de poner su propia vida en peligro pues ellos no saben que Melanie sigue ahí. Así que cuando Wanda aparece en el recinto, hay unos cuantos golpes involucrados...

Lo que me gustó del libro es la relación que empieza a desarrollarse entre Wanda-Melanie como una sola persona que convive con dos mentes ¿o es al revés? y la amistad entre Wanda y los otros humanos. Creo que hay preguntas muy básicas como "¿qué nos hace humanos? ¿es posible la convivencia entre dos razas diferentes? ¿es realmente coexistencia o invasión?", y quizá si por este eje se hubiera ido la historia, habría resultado original.

Pero no, el cuadrado amoroso no termina por cuajar, en mi opinión, porque ni se le otorga el peso necesario para que como espectadores nos pongamos románticos ni los actores tienen la química requerida. No me malinterpreten, AMO a Saoirse Ronan y ver a Max Irons y Jake Abel siempre se aprecia pero aunque se nota que ellos le pusieron muchas ganas, la química no llegó... Y teniendo en cuenta que los afiches dicen "de la autora de Crepúsculo", al menos un montón de gente esperaba ese romance adolescente. Puede ser que esas twilighters por fin crecieron y ya no se dejan llevar tan fácil, pero las cosas no funcionaron.


Y, al mismo tiempo, el tema alienígena tampoco se desarrolla, entonces todo queda en términos medios: ni hay romance completo ni debate entre extraterrestres y humanos. En fin, que creo que la película no tiene la culpa, sino el material en el que se basa.

La Huésped no es un libro tan malo si superan la primera mitad pero como película no funcionó... Lástima, porque Saoirse Ronan es una gran actriz y esta cinta no estaba hecha para sus cualidades histriónicas. 


Calificación: 2/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario